Minientrada

Insomnio

Suelo sufrir de insomnio ocasional.

De vez en cuando me duermo un par de horas y me despierto en mitad de la noche sobrevenido por pensamientos que parecen no abandonarme ni en mis sueños.  Hay veces en las que me despierto sudando y otras me descubro con los ojos abiertos de par en par como si realmente no me hubiera dormido en ningún momento.

Ya no puedo volver a dormirme.
Leo; paso las páginas y me doy cuenta de que no me estoy enterando de nada.
Como; voy a la cocina y como algo, no obstante en estos casos me resulta difícil saber que llevarme a la boca; Me debato entre algo que me apetece pero, o no lo tengo o hay que invertir mucho tiempo en prepararlo o pienso si va a sentarme bien a esas horas. Al final opto por la sencillez, fruta, cereales o comida del día anterior. Ya con el estómago lleno me lavo los dientes y vuelvo a la cama para leer un poco más, eso sí, todavía con el sabor en la boca del tentempié nocturno confundiéndose con el de la pasta de dientes. Me he comido un plátano y el el regusto con la menta del dentífrico es curioso, entre agradable y raro, químico.

Nada, sigo sin poder pegar ojo. Tampoco es que haya algo en concreto que me mantenga en vela. No hay una razón clara y obvia a la que culpar y en la que pueda pueda ponerme a trabajar ya mismo para intentar resolverla; Supongo que es un cúmulo de situaciones, la aclimatación a la insatisfacción, el imaginarme en mil escenarios distintos tanto posibles como menos factibles, las dudas, los miedos, los engaños, las realidades y las posibilidades. Dije que no había nada en concreto, no que no hubiera nada. Aunque en verdad no necesito gran cosa para tener la mente ocupada, incluso cuando pienso que la tengo en blanco, ahí están ellos, haciendo con mi coco lo que un niño con su dedo en la nariz.

Desespera ver cómo pasan las horas; primero lentamente, luego deprisa y lentamente otra vez. Una de dos, o mañana trabajo y voy a ir sin dormir o tengo el día libre y me voy a perder toda la mañana en la cama.

Artillería pesada; Me lío un porro de hachís, la marihuana me deja KO pero es una sustancia que por lo general incrementa mi vigilia; Preparo también una infusión relajante a base de tila, azahar, hierba luisa y melisa. La masturbación a veces ayuda pero son muchas las veces en las que pierdo más tiempo preparándome para ello que en lo que es el acto en sí.

Vuelvo a lavarme los dientes. Me sumerjo en la cama y me conecto el mp3, a ser posible con música relajante pero puedo hacerlo perfectamente con death metal.
Estoy a oscuras y sigo con la cabeza burbujeante. Intento no pensar en nada pero el tren de ideas que circula por mis neuronas es tedioso y parece no acabar nunca. Hasta que llegado el momento, sin previo aviso, cual mamada en la adolescencia, el blancor del sueño me inunda.

Te levantas hecho mierda, no recuerdas muy bien que fue exactamente lo que ayer te mantuvo en vela pero sabes que siguen ahí, contigo, y que no van a dejarte sólo, aunque son ellos los que ahora duermen.
Quizás un día desaparezcan, espero estar dormido cuando eso ocurra.

…ZZzzzzZZZzzzzZZZzzzzzZZzzZZZZzzzzzzZZZZZZzzzzzZZzzz…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s